Los Peores Desastres Ocasionados Por El Hombre Del 2016 Que De Seguro Nunca Habías Oído

Los devastadores derrames de petróleo, gas y nucleares recibieron poca cobertura mediática a lo largo del año, pero hicieron del año 2016 un año difícil para el medio ambiente.

Un pelícano después de  que Shell Oil Corporated derramó miles de barriles de crudo en el Golfo de México en mayo de este año  Créditos: LA Times

A pesar de que estudio tras estudio confirma que estamos esencialmente en medio de una era de extinción en masa, no se sabe mucho de aquello, oirque se oublica muy poco al respecto en periódicos típicos o en las nticias en la televisión. El medio ambiente está en crisis por los constantes desastres, muchos de ellos ocasionados por el hombre, los que han destruido y contaminado áreas considerables del planeta. En 2016 ocurrieron algunos desastres horrendos  provocados por el hombre y merecen ser reconocidos por que la ignorancia de tales errores nos condenan a que sean repetidos.

FUGAS DE LAS CENTRALES NUCLEARES DE LOS ESTADOS DE NUEVA YORK, WASHINGTON Y FLORIDA, ESTADOS UNIDOS.

La instalación nuclear de Turkey Point cerca de Miami, Florida Crédito: AP

Después del desastre de Fukushima, uno pensaría que estaríamos más conscientes de los peligros de la inestable infraestructura de las centrales nucleares. Sin embargo, en el último año, no hubo una, sino que tres centrales nucleares en Estados Unidos que tuvieron fugas importantes, que apenas fueron cubiertas por los medios corporativos. La primera de ellas ocurrió en la planta nuclear de Indian Point en Nueva York cuando una fuga de agua subterránea contaminó tres pozos de monitoreo donde la radioactividad aumentó “casi al 65.000 por ciento”. Aunque los funcionarios minimizaron el impacto de la contaminación radiactiva de las aguas subterráneas y sus efectos en el suministro de agua potable cercano, Indian Point – a lo largo de este año – experimentó nueve problemas técnicos este año, cuatro de los cuales obligaron a toda la planta a cerrar. No hay duda de que esta instalación es peligrosa.

Apenas unos meses más tarde llegó la siguiente fuga nuclear – esta vez en el otro lado del país. En marzo, aproximadamente 3.500 galones de residuos radiactivos se filtraron de la reserva nuclear Hanford, el sitio de producción de armas nucleares más contaminado del país. A pesar de que se admitió la fuga masiva había tenido lugar, el Departamento de Ecología de Washington insistió en que “no hay ninguna indicación de fugas de residuos en el medio ambiente o riesgo para el público en este momento”. Sin embargo, la EPA registró un aumento en la radiación en el área poco después de la fuga, demostrando que esto es falso. Los vapores emitidos por los desechos radiactivos también enfermaron al menos a 20 trabajadores poco después del desastre, causando una evacuación del sitio y paro de trabajo en abril. El gobierno federal ha rechazado repetidamente las peticiones del estado de Washington de limpiar el sitio, citando “altos costos”.

Aproximadamente al mismo tiempo que la filtración de Hanford, un estudio de la Universidad de Miami patrocinado por el gobierno encontró que la estación generadora nuclear de Turkey Point ha estado filtrando materiales radioactivos en las aguas protegidas de la Bahía de Biscayne durante años. El estudio encontró altos niveles de isótopos radiactivos presentes en la bahía y se descubrió que los isótopos se originaron en los canales de enfriamiento de la planta. Las filtraciones habían elevado los niveles de radioactividad de la bahía a 215 veces más que el que normalmente se encuentra en el agua de mar. No sólo eso, sino que también la radioactividad filtrada que estaba haciendo su camino hacia los pozos que suministran agua potable a millones de residentes de Florida. Los canales de refrigeración de la planta han sido un peligro desde 2013 cuando la planta buscó aumentar la producción de energía, causando aumentos peligrosos en la temperatura del agua dentro de los canales. A pesar de eso, los reguladores nucleares oficiales dieron permiso a la planta para permitir que las temperaturas del canal de enfriamiento alcanzaran los 104 grados – el más alto permitido en cualquier instalación nuclear en el país.

CUATRO DERRAMES DE PETRÓLEO DE PETROPERÚ – CUENCA DEL RÍA AMAZONAS, PERÚ

Créditos – Amazonwatch.org

Sin duda, la mayor catástrofe ambiental del año provocada por el hombre fueron los cuatro derrames de petróleo masivos causados por la mayor petrolera peruana PetroPerú. Tres de éstos contaminaron directamente la cuenca del río Amazonas, una de las estructuras ecológicas más importantes de la Tierra. Los dos primeros se llevaron a cabo a finales de enero, y el tercero, una semana después. Como resultado, en menos de un mes, 3.000 barriles de petróleo crudo contaminaron dos afluentes amazónicos en donde más de 8.000 indígenas consumian su agua y hacpian crecer sus plantaciones. Después de que los derrames fueran detectados, las lluvias pesadas impidieron que PetroPerú contuviera inicialmente el daño mientras que el aceite estalló a través de las paredes de contención y se separó rápidamente a través de las cuencas locales. El derrame de final de año para PetroPerú tuvo lugar en junio con unos 477 barriles lanzados. Una de las principales causas de los derrames fue la cantidad de años de la infraestructura. Uno de los oleoductos que causó el derrame tenía más de 40 años, poco más de medio siglo.

Sin embargo, PetroPeru decidió empeorar las cosas mediante la contratación ilegal de niños indígenas y adolescentes pobres para limpiar el derrame. Los niños recibieron “alrededor de un dólar [por cubo] por los funcionarios de la compañía”, según Wyre Davies, corresponsal de la BBC. Trabajando sin equipo de protección, muchos niños cayeron gravemente enfermos tratando de limpiar el derrame cerca de sus hogares. “Cayeron enfermos de fiebre y diarrea después de ser enviados al río”, dijo a BBC el padre de un niño de siete años. Como resultado, su hijo fue hospitalizado. Otros niños y jóvenes que participaron sufrieron efectos similares e incluso quemaduras graves en la piel.

CONTAMINACIÓN DEL AIRE – ASIA

Créditos – adelaidenow.com.au

Por todos los indicios presentes, 2016 fue el año en que la contaminación del aire en algunas partes del mundo en desarrollo fue tan grave que ahora se han convertido no sólo en una grave crisis ambiental, sino en una crisis sanitaria sin precedentes. UNICEF anunció a principios de este año que la contaminación atmosférica es ahora la causa de la muerte de unos 600.000 niños cada año. La cuestión se ha vuelto tan insoportable que las fábricas de los países afectados se ven obligadas a cerrar durante semanas para tratar de dejar que el smog industrial se disipe, aunque a menudo tiene un efecto mínimo. La peor contaminación del aire en el mundo se puede encontrar alrededor de éste, aunque ya se haya salido fuera de control en varios países asiáticos. En Pakistán, la contaminación del aire está tan fuera de control que 60.000 paquistaníes murieron el año pasado debido al alto nivel de contaminantes en el aire. Sin embargo, eso contrasta con China, que tiene la contaminación del aire exterior más mortífera del mundo, donde más de un millón han muerto por el aire sucio desde 2012. En la India, unos 600.000 han muerto en ese mismo período.

LOS DEVASTADORES BROTES DE MAREA ROJA – ISLA DE CHILOÉ, CHILE

Un buque marítimo chileno examina los millones de animales marinos muertos y peces que bordearon las playas de Chiloé durante la floración de algas rojas en marea roja. Créditos – infogate.cl

En marzo de este año, la isla de Chiloé en el sur de Chile fue víctima del peor caso de “marea roja” en la historia de la nación. Aunque los fenómenos de marea roja se asocian normalmente con áreas tropicales, Chiloé, más cerca de la Antártida que el ecuador, vio una floración de marea roja que rivaliza con los que normalmente se ven en la Florida. Como resultado de la floración tóxica, 20 millones de peces fueron asesinados, casi destruyendo la industria de la pesca una vez próspera, de la que casi toda la comunidad depende económicamente. No sólo eso, sino que la marea roja – una forma de algas – produce potentes neurotoxinas que también puso en peligro a casi 18 millones de habitantes de Chiloé, en particular los que viven en zonas costeras. Lo peor de todo, esta crisis era completamente prevenible. Sólo unos meses antes, los salmonicultores industriales, dirigidos por corporaciones extranjeras, arrojaron miles de toneladas de salmón muerto frente a la costa de la isla. La marea roja, como se ha comprobado científicamente, empeora en presencia de un exceso de nitrógeno, de los cuales el salmón y el pescado, en general, son una fuente abundante, fue sin duda un desastre causado por la negligencia de la industria masiva de salmón industrial de Chile, uno de los peores del mundo.

FUGA DE PETRÓLEO Y GAS – ESTADOS UNIDOS

Créditos – LA Times

Para los EE. UU., 2016 fue el año en que los principales derrames de oleoductos rompieron récords. A fines de noviembre, 354 derrames de tubería de “líquidos peligrosos” habrían ocurrido en los EE.UU., de acuerdo con la Administración de Seguridad de Materiales Peligrosos (PHMSA). Esto es significativamente peor que años antes, especialmente teniendo en cuenta que el 16% de las fugas derramaron más de 100 barriles de petróleo, gas o aguas residuales. En septiembre, una porción del oleoducto Colonial en Alabama se rompió, derramando más de 336,000 galones de gasolina refinada en el ambiente circundante. Otra filtración de gasolina se produjo apenas un mes después, esta vez en Pennsylvania, donde 55.000 galones de gasolina se derramaron en un afluente de un río que suministra agua a seis millones de personas.

Luego están los derrames de petróleo. En septiembre, un oleoducto gestionado por Sunoco logística, la misma compañía encargada de supervisar el controvertido acueducto Dakota Access, derramó 800 barriles del crudo justo en las afueras de la ciudad de Sweetwater, Texas. Sin embargo, el peor derrame ocurrió meses antes en mayo, cuando Shell Oil Corporation derramó 2.100 barriles de petróleo en el Golfo de México, sufriendo consecuencias mínimas. El Golfo de México ha sufrido increíbles cantidades de daños, ya que 147 derrames han filtrado 516.900 galones de petróleo desde 2012. Eso ni siquiera cuenta los desastrosos efectos del derrame de petróleo de BP en 2010, donde un pozo de petróleo filtró cantidades masivas de petróleo durante 87 días. Si esta tendencia indicara algo, sería que todo el país debería estar fuera de agua limpia y no contaminada lo antes posible.

¿Qué opinas al respecto? Por favor comenta más abajo y comparte esta noticia.


Articulo Original: http://www.trueactivist.com/worst-man-made-disasters-of-2016-youve-probably-never-heard-of/

Te interest las noticias independientes y el periodismo de investigacion? Entonces haz estos dos ajustes en Facebook para asegurarte de no perder nuestras publicaciones:

TrueActivist

Popular En True Activist

Más En True Activist

To Top